Ir a inicio
Las Lagunas de Ruidera > Descripción
Descripción
SALTO DE LA REDONDILLA A LA LENGUA

Las lagunas son el drenaje natural de una buena parte del acuífero del campo de Montiel.
La extensión de las lagunas es pequeña, salvo alguna excepción (lagunas San Pedra, Colgada y del Rey) y su profundidad es variable en función de la climatología, llegando incluso a secarse en las estaciones secas.

Hundimiento Ruidera

El rosario de lagunas que componen el conjunto se encuadra en un tramo angosto del valle del Alto Guadiana y se forma a consecuencia de dos factores: la impermeabilidad de las arcillas que afloran en este punto del fondo del valle impidiendo la continuidad de la circulación subterránea; y la presencia de barreras naturales tobáceas o travertínicas, formadas por la precipitación de los carbonatos disueltos en las aguas del río y por elementos vegetales. Estas barreras surgen a modo de presas en aquellos lugares del lecho en donde existieron alteraciones causantes de turbulencias en el agua y, por tanto, de un incremento de los procesos de oxigenación y precipitación de los elementos disueltos. Las barreras tobáceas, que se componen de sales y capas de musgos petrificados, llegan a alcanzar espesores de más de 15 metros, formando viseras y cortinas. Estas barreras no son estáticas, sino que se forman y se destruyen armónicamente siempre que el proceso no sea interferido por la acción humana. En cuanto a su morfología, estas lagunas nacen a 880 metros de altitud sobre el nivel del mar (Laguna Blanca) y terminan a 760 metros (La Cenagosa). Salvan, por tanto, un desnivel de 120 metros. De la más alta a la más baja, las lagunas se denominan: Blanca, Conceja, Tinaja, San Pedra, Redondilla, Lengua, Salvadora, Batana, Colgada, Del Rey, Morenilla, Coladilla y Cenagosa. Se extienden a lo largo de 25 kilómetros y generan una pendiente del 0,5%, muriendo sus aguas en el embalse de Peñarroya. Su diámetro oscila entre los 250 y los 2.500 metros. Con una profundidad media de unos 6 metros, algunas lagunas como la del Rey y La Colgada pueden llegar a los 20-30 metros.

El Hundimiento
Hundimiento
En 1545 se produjo el acontecimiento geológico que formó el paraje que hoy se conoce como El Hundimiento: la presión del agua acumulada reventó una de las barreras tobáceas naturales y produjo una gran avenida que rompió y arrancó varios molinos. Hoy puedes visitar este lugar, testigo de que las barreras entre lagunas son cambiantes: se crean y destruyen continuamente.
Rutas
 
 
Ruta 1
Itinerarios por el
Parque Natural de las
Lagunas de Ruidera
Ruta 2
Ruta de la Laguna Blanca

Ruta 3
Ruta al castillo
de Peñarroya

Ruta 4
Senda del Pie
de En medio
Ruta 5
Senda de la Cueva
de Montesinos
Ruta 6
Senda del Castillo
de Rochafrida
   

Asociación de Desarrollo Alto Guadiana Mancha
Calle Carreteros s/n. 13.250 Daimiel (Ciudad Real)
Tel. 926 855 004

Asociación de Desarrollo Montes Norte
Calle Cervantes 69. 13.120 Porzuna (Ciudad Real)
Tel. 926 781 408
[ Mapa Web ]